Aceites Esenciales, Especial: Lemongrass, el apoyo a las patologías cancerígenas

Existen varios estudios científicos que si bien no reconocen el poder de los Aceites Esenciales para curar el cáncer, sí que reconocen que son un buen complemento para los tratamientos de quimioterapia, radioterapia u otros tratamientos convencionales que pueden aplicarse durante la enfermedad. Todo esto gracias a las propiedades antioxidantes, regeneradoras e inmunoestimulantes de algunos Aceites Esenciales a nivel celular, como por ejemplo el Aceite Esencial de Lemongrass. Es decir, que estos aceites a parte de poder actuar como complemento en los tratamientos anteriormente dichos, también pueden actuar de forma preventiva.

Además es bien conocida la propiedad aromacosmética de los Aceites Esenciales que también aporta un enorme valor añadido a su uso para hacer frente al cáncer. Gracias a la Aromaterapia y su aplicación mediante la realización de un masaje o inhalación de Aceites Esenciales,, el/la paciente pueden experimentar una actitud pro-activa y un espíritu positivo frente a la vida, que ayudan a la mente y al espíritu a combatir o prevenir los procesos degenerativos en general.

Ficha técnica:

Una de las particularidades más sorprendentes del lemongrass es la diferencia que existe entre su forma botánica y el aroma que desprende su aceite esencial. Por su fresco perfume, al oler el aceite nos trasladamos al mundo de los cítricos, pero al contrario de lo que sería más usual, el lemongrass presenta una forma herbácea en la naturaleza, de forma totalmente contraria a los frutos más comunes como pueden ser el limón o la naranja. De ahí procede su nombre Lemon (Limón) y Grass (Hierba).

El lemongrass es tradicional de la medicina ayurvédica de la India, donde se usaba para los estados de fiebre y también para combatir infecciones. Actualmente se ha demostrado que puede ser un potente sedante para el sistema nervioso central. Además, uno de los usos más comunes es el de aromatizante culinario, sobretodo en la cocina tailandesa y vietnamita, tanto para los alimentos como para las bebidas alcohólicas o refrescos. Liberado en el ambiente mediante un difusor de aromas, constituye un potente repelente de insectos.

Botánicamente pertenece a la familia de las poaceas. Se trata de una hierba de crecimiento rápido, muy aromática y que puede llegar al metro y medio de altura, de largas y finas hojas. Sus raíces forman una red subterránea que rápidamente agotan el suelo donde crecen.

Composición

El aceite esencial se obtiene de la destilación al vapor de las hojas de la planta, tanto frescas como secas, finamente cortadas.

Se obtiene un líquido amarillo, ámbar o marrón rojizo con un aroma fresco y herbáceo cítrico con un toque alimonado.

Los componentes principales del aceite son:

  • Citral (65-85 %)
  • Mirceno (12-25 %)
  • Dipenteno, metilheptenona, linalol, geraniol, nerol, citronelol, farnesol, entre otros.

Combina bien con la albahaca, el cedro, el coriandro, el geranio, el jazmín, la lavanda y el árbol del té.

Por su gran composición en citral, el aceite de lemongrass se ha empleado para aislar dicho componente y poder adulterar otros aceites más caros tales como la verbena o la melisa.

El subproducto que queda después de la destilación es utilizado como alimento para el ganado.

Propiedades farmacológicas

Varios estudios realizados con el lemongrass han demostrado de una forma unánime su gran poder bactericida, antimicrobiano y antifúngico. Es por esto que consituye un gran aliado para combatir cualquier problema infeccioso del sistema digestivo, respiratório entre muchos otros.

Su acción antipirética verifica su uso en la medicina tradicional de la India para hacer frente a estados de fiebre alta.

Otros estudios recientes también han manifestado su poder sedante y calmante frente a situaciones de estrés y nervios.

Se recomienda oler su aroma en casos de jetlag o para aclarar la mente sobretodo en casos de dolor de cabeza o migraña.

Resultados cosméticos

Utilizado de forma externa, el lemongrass dota a las pieles más grasas y desequilibradas de un balance para combatir casos como el acné juvenil o desequilibrios seborreicos de todo tipo. Ayuda a abrir los poros y frenar la transpiración excesiva.

Aplicado en el cabello, el lemongrass puede actuar como anticaspa y tratar los piojos que tantas veces atacan a los más pequeños.

Por otra parte y gracias a su citado poder antimicrobiano y antifúngico así como su acción repelente de insectos, también sirve para tractar la tiña, la sarna o los pies de atleta.

De la misma forma que se utiliza en el ambiente gastronómico, el lemongrass se ha utilizado ampliamente en el mundo de la cosmética para aromatizar jabones, detergentes, perfumes y cosméticos en general como componente fragante otorgando este aroma fresco y agradable tan típico de los cítricos.

De hecho cuando olemos su fragancia, ésta nos traslada al recuerdo de una sensación de una buena limpieza, a veces incluso puede evocarnos al fuerte aroma que desprenden algunos productos de limpieza y desinfección que utilizamos para el hogar…

Productos de Alqvimia que contienen Lemongrass:

– Gel de Ducha y Baño Body Sculptor

– Body Elixir Body Sculptor

– Aceite Corporal Body Sculptor

– Aceite Corporal Reafirmante de Tejidos

– Aceite Corporal Reafirmante del Busto

– Aceite Corporal Embellecedor del Busto

– Néctar Corporal Masculino Seductive Man

– Aceite Rejuvencedor de Babilonia

descarga

Reafirmante del busto:

Una de las propiedades más importantes del lemongrass es su capacidad reafirmante y tonificante del tejido muscular. Ayuda a recuperar el tono muscular activando la circulación y combate los dolores musculares agilizando y remodelando el músculo.

aceite-corporal-reafirmante-del-busto peluqueria badajoz 3h ana lozano

Por todo esto, el aceite esencial de lemongrass se convierte en un ingrediente indispensable en un preparado reafirmante del busto. Junto con otros aceites como el ylang-ylang y el geranio, el lemongrass crea una sinergia perfecta para realzar la belleza natural de un pecho sobretodo cuando éste está caído y sin forma.

Con una buena combinación de estos aceites se puede transformar el pecho de la mujer, reafirmando y redondeando el contorno, para que pueda lucir un escote firme y sano sin la necesidad de pasar por un quirófano.

Información extraída del Laboratorio de Alqvimia

Comentarios no permitidos.

shared on wplocker.com